Double Insulation

The first released track of “Double Insulation” is here:

A project of some time ago that hopefully I will keep working on until its completion.

Posted in Double Insulation | Leave a comment

. . .

1. Típicamente, usted proviene de un hogar disfuncional que no satisfizo sus necesidades emocionales.

2. Habiendo recibido poco afecto, usted trata de compensar indirectamente esa necesidad insatisfecha proporcionando afecto, en especial a mujeres que parecen, de alguna manera, necesitadas.

 3. Debido a que usted nunca pudo convertir a su(s) progenitor(es) en los seres atentos y cariñosos que usted ansiaba, reacciona profundamente ante la clase de mujeres emocionalmente inaccesibles a quienes puede volver a intentar cambiar, por medio de su amor.

 4. Como lo aterra que lo abandonen, hace cualquier cosa para evitar que una relación se disuelva.

5. Casi ninguna cosa es demasiado problemática, tarda demasiado tiempo o es demasiado costosa si “ayuda” a la mujer con quien usted está involucrado.

6. Acostumbrado a la falta de amor en las relaciones personales, usted está dispuesto a esperar, conservar esperanzas y esforzarse más para complacer.

7. Está dispuesto a aceptar mucho más del cincuenta por ciento de la responsabilidad, la culpa y los reproches en cualquier relación.

8. Su amor propio es críticamente bajo, y en el fondo usted no cree merecer la felicidad. En cambio, cree que debe ganarse el derecho de disfrutar la vida.

9. Necesita con desesperación controlar a sus mujeres  y sus relaciones, debido a la poca seguridad que experimentó en la niñez. Disimula sus esfuerzos por controlar a la gente y las situaciones bajo la apariencia de “ser útil”.

 10. En una relación, está mucho más en contacto con su sueño de cómo podría ser que con la realidad de su situación.

11. Es adicto a las mujeres  y al dolor emocional.

12. Es probable que usted esté predispuesto emocionalmente y, a menudo, bioquímicamente, para volverse adicto a las drogas, al alcohol y/o a ciertas comidas, en particular los dulces.

 13. Al verse atraído hacia personas que tienen problemas por resolver, o involucrado en situaciones que son caóticas, inciertas y emocionalmente dolorosas, usted evita concentrarse en su responsabilidad para consigo mismo.

 14. Es probable que usted tenga una tendencia a los episodios depresivos, los cuales trata de prevenir por medio de la excitación que proporciona una relación inestable.

 15. No lo atraen las mujeres que son amables, estables, confiables y que se interesan por usted. Esas mujeres “agradables” le parecen aburridas.

Posted in § | Leave a comment

Pensamiento del día

Go ahead, go ahead, go ahead
And smash it on the floor
Take whatever’s left
And take it with you out the door…

See if I cry,
See if I she’d a single sorry tear
I can’t say that it’s been that great
No, in fact it’s been a wasted three years

Everybody sees
And everyone agrees
That you and I are wrong
And it’s been that way too long

Take it as it comes
And be thankful when it’s done
There’s so many ways to act
And there’s many shades of black
There’s so many shades of black
There’s so many shades of black

Let it out (let it all out) let it all out
Say what’s on your mind
You can kick and scream
And shout and say things
That are so unkind.

Yeah,
See if I care
And see if I stand firm or if I fall
Cause in the back of my mind,
And on the tip of my tongue
Is the answer to it all…
And everybody sees
And everyone agrees
That you and I are wrong
And it’s been that way too long

Take it as it comes
And be thankful when it’s done
There’s so many ways to act
And there’s many shades of black,
There’s so many shades of black,
Yeah, there’s many shades of black

Yeah…
Everybody sees
And everyone agrees
That you and I are wrong
And it’s been that way too long

So take it as it comes
And be thankful when it’s done
There’s so many ways to act
And you cannot take it back
No you cannot take it back
There’s so many shades of black,
There’s so many shades of black,
Yeah, there’s many shades of black
There’s so many shades of black
There’s so many shades of black
Yeah, there’s many shades of black
There’s so many shades of black
Yeah, there’s many shades of black
There’s so many shades of black

Oh yeah

Posted in § | Leave a comment

Y me impregné de tí

Eran las 3 menos cuarto. Y ya estaba esperando que saliera el sol y me librara de la tarea de dormir, una tarea que nunca hago con juicio. Ya no se trata de pesadillas: ahora sólo sueño con los ojos abiertos esas fantasías anémicas pobladas con diálogos bajos en creatividad y escenas clichezudas. ¿Para qué dormir si casi nunca me acuerdo de lo que sueño y si cuando sueño lo hago sin ver las caras, ni las voces, sino tan sólo recordando las actitudes? Prefiero apestar en esta cama para siempre, teniendo lo que quiero (tú) cuando lo deseo (a toda hora), volteándome hacia el otro lado sólo para que los mosquitos disfruten de la carne intacta de la otra orilla de mi rostro. Y paso de largo, y mi cara se hace más larga, y mi gato maldice desde las escaleras por que sabe que no duermo, y me echa en cara el recibo de la luz mientras yo sigo imaginándome encuentros fortuitos feroces famélicos fantásticos febriles fornicando felizmente forasteras fáciles. Ya no hace falta tener sueño, si el sueño me tiene a mí. Y ni siquiera me sacan de ésta cama ni la necrosis que me abraza y me acaricia, ni la almohada con las infinitas manchas de saliva, ni el aire del dormitorio tan enrarecido que parece el vaho exhalado por un gigante gingivítico. Ya no hay nada en la TV y ya no necesito pastillas porque soy un joven sano de veintitantos años y contando, un muchachito cuya juventud y talento no se pueden desperdiciar, así que, ¿qué me queda? Mi cama, la inmundicia que me seduce y me aletarga, ese colchón por el que ha pasado una sola y a la vez muchas amantes indecorosas de caretas camaleónicas, esas cobijas que me entrelazan entre sus piernas. Y espero a que salga el sol a verme atorado de delirios y muerto de sed, podrido hasta el alma con esta felicidad tan escandalosa, amarrado a una cama como un tísico del espíritu; y espero que me caliente a mí y a mi amada inseparable hasta que otra vez me toque esquivar el sueño insaboro y la noche fraudulenta.

"...podrido hasta el alma con esta felicidad tan escandalosa, amarrado a una cama como un tísico del espíritu..."

Posted in § | Leave a comment

Si me pudiera más la rabia, si me pudiera más la impotencia del maniatado, si me pudieran más la quietud del amortajado y el silencio del amordazado; si me pudiera más la locura ciega irracional del que desespera, si me pudiera más la sed del asesino, si me pudieran más la pétrea actitud del desalmado, el susurro del pesimista o la eterna decepción del terco; si me pudiera más la noche fría y plagada de bestias camufladas; si me pudiera más el desasosiego del abandono; si me pudiera más el alejado destino vertical del violento; si me pudieran más la culpa de la víctima o la resignación del victimario; si me pudiera más la distorsión del aberrado, si me pudiera más la indiferencia del indolente; si me pudiera más la prontitud de la agonía, si me pudiera más el llanto del deudo, si me pudiera más la nostalgia del ausente, si me pudiera más la memoria del viejo; si me pudieran más las lágrimas del mártir, si me pudiera más la injusticia del asesino, si me pudiera más la venganza del pueblo; si me pudiera más la vulnerabilidad del enfermo y la congoja del sano; si me pudiera más la letanía del penitente, si me pudiera más el castigo impuesto divino; si me pudiera más el destino mítico, si me pudiera más el sino emborronado, si me pudiera más la enésima decisión errónea, si me pudieran más los ciclos infinitamente únicos; si me pudieran más la paz del que muere y las guerras de los que viven; si me pudiera más la torpeza de la juventud, si me pudiera más la insatisfacción de la vejez; si me pudiera más la marcha del que se rinde, si me pudiera más la obstinación del que gana; si me pudiera más la tristeza del melancólico, si me pudiera más la vergüenza del cobarde, si me pudiera más el arrepentimiento del temerario, si me pudiera más la sorpresa del astuto, si me pudiera más el tropezar del ingenuo, si me pudiera más el horror del inocente, si me pudiera más el escándalo del auténtico, si me pudiera más la humillación del diferente; si me pudiera más la jaqueca del profeta, si me pudiera más la maldición del mesías, si me pudiera más el orgullo del dictador, si me pudiera más la prepotencia del dirigente, si me pudiera más la desvalía de los gobernados; si me pudieran más el infierno de imágenes y del cielo de espejismos; si me pudieran más la incandescencia del virtuoso y la oscuridad del absorto; si me pudieran todas esas cosas juntas más que la vida, la vida misma, la simple, austera vida, la vida que se esparce en las miradas, en las sonrisas, en las caricias, en los besos, en los abrazos; la vida que yace en las luces que despide la luna reflejada en tus pupilas; si me pudieran más, aún quedarías tú, tangible y verdadera, para hacer de este paso inope por la tierra algo remisible, para dejar atrás todas esas inquietudes. Aún quedas tú, para vivir. Porque tú aún me puedes mucho más.

Posted in § | Leave a comment

Nada va a estar bien

La frase que más odio es “todo va a estar bien”. Cada vez que la escucho me hace hervir el alma. Y es precisamente porque la oigo en los momentos en que nada está bien. Y justo sale de los labios de las personas que han hecho que nada lo esté. Incluso la han dicho luego de encargarse con esmero desfachatado de que sea así, o en el peor de los casos, cuando tienen una certeza absoluta de que nada va a estar bien porque están a punto de hacerme algo horrible.

Olvidaba un detalle minúsculo: durante los últimos tres años he escuchado esa frase condenatoria justo en la voz de las personas que más he querido y por las que más he luchado. Por eso entiendo qué clase de disparate es recibir dardos de quien nos quiere y luego consuelo de quien nos ataca. Y es un consuelo inútil, que raya casi en lo ridículo.

Comprenderé si me creen pesimista. Pero la experiencia me ha mostrado que no valen buenas intenciones: si la traición es un naufragio, el altruismo es un salvavidas de plomo. Al menos sin esa ilógica frase la humillación y la herida no estarían anegadas  en  el absurdo. Semejante consuelo se parece a una sirena: ambos suenan y se ven bien, pero en el fondo no son más que las apariencias.

Además de que ambos son mitológicos.

Odiaba la frase antes porque era un lapsus en el sentido común, algo así como, si en medio de una tormenta, cayera un relámpago verde: por un momento uno sabe que vio un relámpago, y está seguro de que era verde, pero la duda permanecerá ahí todo el tiempo. ¿Realmente era de ese color o es algún efecto óptico causado por, qué sé yo, la refracción de la luz en las gotas de lluvia? Con la frase el efecto es parecido: uno sabe lo que escuchó, está casi seguro de que lo sabe, pero no dejará de sacudir su cabeza por el aturdimiento durante un buen rato. Y ahora, que ya supe cómo se siente que un desagradecido y descarado ser humano me la diga en la cara, me queda una duda aún mucho peor cuando la oigo. Verán, una persona acaba de apuñalarme por la espalda, y ahora dice semejante pavada. ¿Cuál es la razón detrás de esas dos acciones? ¿Acaso puede ser esta persona -que se supone que yo conocía y que estimaba- tan maligna, tan atroz, que me destroza y me patea de semejante manera cuando me ve retorciéndome por el dolor? ¿O es que eso que me acaba de decir es sólo una muestra de su estupidez, la misma que la impelió a hacerme lo que me hizo? ¿Se dan cuenta de la dicotomía? Puede que mi renuente y terca fe en la humanidad juegue en parte un papel en este razonamiento, pero, al final, todo se reduce a una pregunta: la gente que me rodea, a la que quiero y que me hiere, ¿es simplemente estúpida o increíblemente mala?

Ustedes podrían objetar (obviando aquel agravante de la traición): “¿cuándo se puede decir que ‘todo va a estar bien’ sino en el momento en que todo está mal?”. Mi respuesta va a ser simplista, pero porque no voy a eliminar el factor de la lealtad de la ecuación: nunca. Por lógica no se podría decir cuando “todo está bien”,  porque todo lo está (y empleo un sentido sarcástico aquí porque considero que la vida muta con una celeridad fuera de nuestro entendimiento, y no es que nada vaya a estar bien, sino que en el momento en que algo lo está, esa estabilidad no es permanente). Pero es aún más descabellado enunciar la frase en las condiciones que expreso en estas páginas. Si tiene deseos de decirla, le suplico que calle, dé media vuelta y desaparezca lo más rápido que pueda. Aplica también si tiene deseos de menguar, con un abrazo, una caricia o un beso, el daño que provocó: absténgase. Deje a su víctima sangrando en silencio, en soledad, en oscuridad. Sea un(a) psicópata respetable y únase a sus colegas que ponen pies en polvorosa a la primera señal de culpa o de sirenas. Vaya a casa y limpie sus manos, y su arma, si es de ésos (ésas) que aún tienen la decencia de no dejar el cuchillo clavado entre los pulmones.

Y jamás vuelva a pisar la escena del crimen: podría acometerlo(a) un inconveniente sentimiento de lástima.

Posted in § | Leave a comment

Yo soy

Soy de los que anda por la derecha, no importa si algún atravesado(a) me mira mal. Soy de los que empuja la puerta cuando el letrero dice “empuje”, y la hala cuando dice “hale”, no al revés. Soy de los que se baña con agua helada y no se queja. Soy de los que se levanta para ceder el asiento en el bus. Soy de los que todavía se dirige a sus superiores como “señor” y “señora”. Soy de los que hace diez mil intentos de conciliar el sueño, aunque sepa por experiencia que es una batalla perdida. Soy de los que llega hasta media hora antes, una hora si el sitio no me es familiar. Soy de los que fuma de segunda mano porque de primera le quedó muy grande. Soy de los que fuerzan la pereza a que camine para conseguir lo que les gusta. Soy de los que si no se levanta temprano siente que perdió el día. Soy de los que no puede vivir de buen genio sin agua. Soy de los que se ríen o lloran en voz alta con un buen libro.

Y no sé por qué, pero todavía soy de los que en lugar de decir “permiso” dicen “perdón”.

Posted in § | Leave a comment

Noche y día

IMPRESIONES

III. Noche y día

Ayer en la madrugada un taxi arrolló a un perro callejero.

Hoy, el perro sigue ahí. Nadie lo mira; todos esquivan la estremecedora visión del animal muerto recostado junto a una calzada de la vía, manando una sangre oscura y seca por su hocico abierto, con los grises ojos fijos en la nada.

A veces, durante el día, el perro cobra vida; cuando una brisa fuerte baja por la calle todo su pelaje se sacude, dando la impresión de que está tomando una siesta.

Pero cuando se hace de noche se percibe con bastante certeza que está muerto.

Posted in § | Leave a comment

Náufrago eterno

Nos conocemos… y nos perdemos. Uno dentro del otro, uno por el otro. Y luego de tanto tiempo deambulando en el otro, los paisajes se vuelven tan luminosos, que su brillo nos enceguece.

Y ansiamos la penumbra y la virginidad de lo ignoto.

Las exploraciones nos llevan por los sitios más recónditos. Anhelamos los lugares que nunca hemos visto, y zarpamos persiguiendo los tesoros de Indias y Américas que a nuestra imaginación y a nuestro corazón son fantásticos.

Pero no codiciamos tesoro o riqueza alguna, porque izamos velas en búsqueda de la redención.

Aquí estoy yo: anclado en medio de un mar de velas destrozadas, un mar carente de buscadores de tesoros. Anclado a diez mil brazas de la última orilla que pisé.

He visto el humo abrasante de las bocas metálicas, las balas me han zumbado sobre la cabeza, el ardor de la pólvora me escuece los ojos. Los he visto destrozarse unos a otros; encallar torpemente en aguas revueltas, ofender a Eolo y luego maldecir su suerte, astillarse en pedazos y corromper las olas con sus cuerpos.

Los he escuchado hablar de fieras contiendas, de islas abundantes en sirenas y de bestias marinas tan grandes que son inabarcables; han pasado a mi lado extendiendo saludos a las estrellas con largomiras extraños y dibujando la cara del océano en papel.

Varado en pleno mar, ajeno a las batallas pero siendo parte de ellas. No sé si un día un viento lo suficientemente fuerte me remolque hasta algún puerto, no sé si una tormenta haga crujir la madera bajo su poder. Azotado por metrallas, brisas y soles, un bote se aferra a mí, puesto en peligro por los cañonazos que caen al agua. No tengo ruta, no tengo bitácora, no tengo un destino. Sólo me quedan esta botella y este trozo de papel. Pero no son un mensaje de ayuda, no son una carta de ilusiones que diga adonde voy.

Dejé la tierra que conocía, abandonada por un sueño de conquista. Alarde de pesares, me volví un náufrago eterno estancado en aguas de ayer. Perdido dentro de ti y por ti, enceguecido por el brillo que dejaste en mis ojos.

Sólo ansío que el mar me devuelva a tu penumbra.

Posted in § | Leave a comment

Te di tanto de mí, tanto, que ya no queda nada. Me desprendí de todo lo que me constituía, te entregué cada parte de mí, hasta que ya no quedó nada: estoy vacío por dentro.

Este vacío clama por ser llenado. Devora todo lo que toco; succiona cada emoción, cada pensamiento… cada dolor.

Si pudiera te daría este vacío, para que te perdieras en él, y así, el universo recuperara ese equilibrio del que hablan tantas filosofías. Pero dártelo sería a la vez una bendición y una pesadilla, pues lo único que soy dejaría de estar en mí, pero pasaría a ser tuyo.

Y aunque quisiera ser tuyo, no es el miedo a desaparecer lo que me detiene de darte el vacío que me llena, sino el orgullo de evitar que me arrebates lo último que me queda.

Posted in § | Leave a comment